lunes, 21 de octubre de 2019

15 de Octubre


Es muy probable
que se olviden todas las fechas,
los días perezosos
que no llegamos a descifrar,
ese tiempo de los relojes equivocados
que en ocasiones nos aprieta a todos
o los colores de las flores de acuarela.

Es muy probable que no se recuerden
las palabras que no
se acaban de pronunciar
el silencio que solemos compartir
con el silencio
o la última tragedia
a la que nos entregamos
en la impunidad de la madrugada.

Pero sé por experiencia
que lo que cuesta olvidar
es el brillo de unos ojos
y  la luz que de ellos se desprende
justo un el instante después
de pronunciar un nombre propio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario