jueves, 28 de abril de 2016

28 de abril

Mi teoría es bien sencilla:
si tratas de explicarlo
pierde su capacidad de sorpresa,
si tratas de amarrarlo
pierde su capacidad de susurrarte al oído
en las noches de lluvia,
si tratas de hablar de él,
corres el riesgo de acabar hablando de ti,
si tratas de evitarlo
acabarás escribiendo poemas inútiles 
que nadie por precaución leerá jamás, 
si lo posees y pretendes transcribirlo
lo pierdes para siempre
Mi teoría es bien sencilla:
si buscas una teoría que aporte sentido
sencillamente es que no existe esa teoría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario