miércoles, 24 de junio de 2015

POEMA 167

Molesten, pasen sin llamar
Total, estoy acostumbrado a sus incómodas miradas
A sus palabra innecesarias,
A sus estúpidos gritos,
A sus sonrisas grotescas
A sus orgullosos manipuladores, a sus manipulaciones
 y también a sus estúpidos manipulados. 
Estoy acostumbrado 
A que me escupas tu condición de aforado
Cada vez que las cosas se ponen feas. 

Amor, De tanto repetir tu nombre,
Olvidé el de todos ellos.  

Molesten, pasen sin llamar
Total, estoy escribiendo un poema que se titula molesten
Y quiero ser coherente con lo que digo y con lo que escucho 
Y también con  lo  que escribo
Estoy escribiendo por ejemplo que
La muerte es tan puta que solo te lo pondría difícil si quisieras morir mañana mismo
Estoy escribiendo por ejemplo 
Que Nadie elige la forma de morir
Excepto aquellos que olvidan
Su destino. 
Estoy escribiendo estas cosas y otras muchas  más mientras ustedes
No dejan de molestar
Día tras día. 

Molesten , sigan molestando,
Total, no soy más que un soldado que defiende un puente,
Siempre defendiendo el mismo puente,
Siempre defendiéndolo de la misma guerra.
Con mi alegría y tus palabras como únicas armas. 


Pero sé que si me miras con la ternura de tu infancia acumulada en tu mirada 
No tendré manera de escapar 
De la esclavitud de tus ojos.   
Ni de la incómoda tristeza de las estatuas del jardín 

Molesten, pasen sin llamar
Las casas que tienen las puertas abiertas
No necesitarán jamás cerraduras
Ni llaves, ni mucho menos candados. 

Molesten, pasen sin llamar 
No tengan reparos en arrasarlo todo
Para cuando entren con sus inútiles propuestas
Es muy probable
Que yo ya me haya ido.  

Juan J. Ginés

En twiter @juanjogines

No hay comentarios:

Publicar un comentario