viernes, 11 de enero de 2013

A las cosas buenas hay que llamarlas por su nombre




Viernes 11 de enero de 2013 (A las cosas buenas hay que llamarlas por su nombre)




Y nunca pudieron descifrarse; nunca pudieron perderse para siempre en la oscura soledad de un cuarto , y el mapa se quedó sobre el rellano sin saber que ocultaba un tesoro.




Por fin es viernes. Dicen que este fin de semana el tiempo será hostil. Y yo me pregunto si queda algo en este mundo que no sea hostil, si queda alguna buena noticia que dar, si queda algún silencio que compartir y alguna música que escuchar. Me pregunto dónde hemos estado durante todo este tiempo. Me contesto que quizá no hicimos otra cosa que vivir en un espejo o en un espejismo y que a fuerza de ignorar los problemas llegamos incuso a creer que no existían y que esto no es más que la realidad que aparece después de un bonito sueño. Una isla es una palabra de cuatro letras rodeada de silencio.

Hoy he leído una cita de Juan Marsé que decía: “La auténtica patria del escritor no es la lengua, sino el lenguaje"

Lectura para el fin de semana:

“Geometría y angustia; poetas españoles en Nueva York” edición de Julio Neira (Poesía) FJML

“ Nada se opone a la noche” de Delphine de Vigan (Novela) Anagrama

“Más afuera” Jonathan Franzen (Ensayos) Salamandra

Vino para el fin de semana:

“ Félix de Azpilicueta” GRAN RESERVA 2004, Rioja. Dice en la etiqueta: “A las cosas buenas hay que llamarlas por su nombre”

Y que sea hostil si quiere...



@juanjogines

El anciano de las flores 2002, acrílico sobre tabla By Guillermo Ginés







4 comentarios:

  1. Los libros no los conozco, pero en cuanto al vino, es una sabia decisión.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, esta resultando una sabia decisión.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Tantas cosas quedan sin descifrar, tantos tesoros por descubrir, muy bonito este inicio de nuevo.

    Por ahora no es muestra tan hostil el tiempo de fin de semana, el sol y la luz hace todo menos hostil.

    Buena lectura imagino tú tienes un buen criterio, en cuanto al vino excelente disfrutalo

    Un abrazo Juanjo

    ResponderEliminar
  3. Gracias Ana, la lectura y el vino son buena combinación, sobre todo si el libro es bueno y el vino también. Eso mismo pasa con la amistad.

    Un abrazo Ana

    ResponderEliminar