jueves, 4 de octubre de 2012

En Gran Central Station me senté y lloré


Jueves 4 de octubre de 2012  (En Gran Central Station me senté y lloré)




¿Será esa mirada la que siempre soñé? ¿Será esa inmóvil presencia la que buscaba en silencio? ¿Será ese instante en el que siempre quise que discurriera mi vida? ¿ Será eso que sentí lo que siempre deseé que me aconteciera?



Acabo de colgar una foto de Gran Central Station en mi perfil de Facebook. Mirándola detenidamente veo en un instante la vida de al menos medio centenar de personas. Personas anónimas para mi. Personas con sueños, oficios y prisas. En la foto no se aprecia pero está cayendo la noche. Y pienso que esta foto no se volverá a repetir, estas personas con sus oficios, sus pasiones y sus prisas nunca volverán a reunirse en ese preciso momento, en ese preciso momento en el que yo saco mi cámara de fotos y me dispongo a hacer la fotografía.  En Gran Central Station yo no me senté y lloré. Quizá si lo hizo Elisabeth Smart, pero no yo. Yo tomé una fotografía y ellos fueron los que lloraron por mi.
Hoy he comido en casa de Nuria y Juan. Ambos comparten unos ojos y una inteligencia poco común.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada