jueves, 29 de diciembre de 2011

Que fácil me resultaría


perdonar a tus ojos,
la insolencia que nunca pronunciaron
tus labios
pintados de palabras, escarcha
y tiempo.

Que sencillo sería ahora reunir
en un solo instante
todo lo bueno y lo malo de este mundo.

Que sencillo sería  regresar
con otras palabras,
palabras nuevas y precisas.

Tanto dolor siempre necesita una pena.

Y esa pena es el tiempo que se fue,
ese tiempo
que se deslizó sobre nuestra piel
como la caricia que no nos dimos a tiempo 
o como el reloj que marca las horas
en una muñeca inusual.

O como esa belleza
que a Stendal le duele al contemplar Florencia,
o esas lágrimas que Byron
derrama sobre el cadáver
sin cara de Sheley.

Juan J. Ginés

8 comentarios:

  1. Es un poema maravilloso Juanjo, habías mostrado algún verso de él, pero así al completo es precioso. Solo uno sabe si es sencillo el regreso.

    Buenísimo "tanto dolor siempre necesita una pena"

    Enhorabuena( y no por que sea tu amiga) es un poema estupendo, un beso muy grande

    Anuska

    ResponderEliminar
  2. Gracias Anuska, pero te confundes, este poema es absolutamente inédito. Has leido tantos míos que ya te confundes jajajaj. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Ya lo he dicho que no lo he leído entero pero ese "todo lo bueno y lo malo del mundo" se que está en algo tuyo que he leído, investigaré, tengo muy buena memoria con lo que quiero jejeje

    Otro beso Juanjo

    Anuska

    ResponderEliminar
  4. No entro en la polémica, (suave y amistosa), de si es nuevo o ya publicado, lo único que constato es que es muy bueno.
    Aprovecho para desearte un feliz año nuevo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Ese verso AnusKa si está en otro poema, con otro sentido y otra función. El poema es/era inédito.
    Un beso

    ResponderEliminar