domingo, 21 de agosto de 2011

(..)

El cielo
es un espejismo de silencio 
que nos recuerda 
que siempre estaremos presos 
de nuestras raíces.

Juan J. Ginés

1 comentario:

  1. Triste todo lo que nos apresa, aunque sean nuestras raices.

    Tu poema me ha recordado a este bellísimo poema de Claribel Alegría

    "Vuelo interrumpido

    Soñé que era un ala
    desperté
    con el tirón
    de mis raíces."

    Un beso

    ResponderEliminar