lunes, 1 de noviembre de 2010

I


En realidad,
no se lo que busco
en esta habitación desordenada,
este espacio de paso que me duele
y me limita.

Juan J. Ginés

4 comentarios:

  1. Intensidad de relámpago, los dolores siempre limitan.

    Otro beso.

    ResponderEliminar
  2. Las incertidumbres duelen, muchas veces. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. En realidad uno en el fondo siempre sabe lo que busca por muy desordenada que esté la habitación quizás por ahí venga el dolor que limita.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Mientras no te dés con las esquinas de los muebles... Si no buscáramos estaríamos muertos.

    ResponderEliminar