miércoles, 18 de agosto de 2010

Si fuera una carta


A qué silencio
respondo con mi silencio
a qué luz
a qué brillo.
Sombra inocente
caricia extenuada
casi muda
que finge ser silencio.


Juan J. Ginés

5 comentarios:

  1. Precioso poema que ya conocía, con el silencio como protagonista
    silencio y tiempo
    Un beso mi GAA siempre

    Anuska

    ResponderEliminar
  2. Solo puedo decirte que al silencio, lo desterraría con la palabra, e iluminaría con mi luz lo que hasta hoy opacó el silencio.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Es tan sutil y tan perfectamente breve, que una se lo quiere llevar puesto.

    Besazo.

    ResponderEliminar
  4. Muy bello silencio el de esa carta que busca la luz, el brillo, aunque finja ser sólo silencio...

    ResponderEliminar
  5. Y el silencio, y el silencio, y la espera, y nadie sabe, nadie, cuándo acabará la espera ni cuándo acabará el silencio, ese silencio denso y apagado de la espera; ese silencio que se quedó gris, esperando, en el rellano del olvido olvidado, olvido que ni de su silencio ni de su olvido, ni de su sola esencia recuerda nada ya, ni siquiera su propio eco...

    ResponderEliminar