miércoles, 16 de junio de 2010

Viento helado




En silencio,
mientras el sol se agota
en la tarde,
tu cuerpo vibra como un frío.

Y ningún medio se justificará
jamás en un fin tan helado.



Juan J. Ginés

10 comentarios:

  1. Cortito pero intenso de intención. Estupendo, amigo Juán.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  2. Ups, q frío sentí... El silencio, congela las palabras?
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Una preciosidad con una intensidad que deja al que lo leo frío al interiorizar palabras con tamaña calidez humana. Abrazo

    ResponderEliminar
  4. Casi me pierdo esta preciosidad, a veces hay sensaciones de frío interior que calan hasta los huesos.

    Despacito en silencio te dejo un beso, precioso mi niño

    Anuska

    ResponderEliminar
  5. Breve e intenso se cuela tu poema como un temblor.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Luis, muchas gracias por tu comentario

    ResponderEliminar
  7. Respirando, el frio del silencio congela las palabras aunque hay silencios que las alientan cin el calor de una boca.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Gracias Azul por tu comentario tan acertado

    un beso

    ResponderEliminar
  9. Anuska, somos amigos desde hace tiempo. Nunca llegas tarde y nunca te pierdes mis poemas. Un abrazo fuerte

    Juanjo

    ResponderEliminar
  10. Paloma, ya sabes que me gusta la brevedad, la intensidad. El mundo cuando se concentra en un verso o en una frase adquiere una dimension distinta.

    un beso

    JJ

    ResponderEliminar