martes, 25 de mayo de 2010

Nunca me olvidé de ti (Microrrelato)

          Nunca me olvidé de ti. Recuerdo que me olvidé de todo lo demás. Me olvidé por ejemplo del día de tu cumpleaños, de los lugares que habíamos visitado juntos, de cuál había sido mi profesión, incluso me olvidé de los sueños que había soñado a tu lado. Viví en una permanente desorientación mientras la memoria se me iba escapando lentamente como el agua entre las manos. Al final fui incapaz de reconocer a nuestros hijos y a sus parejas, a los amigos de siempre y a nuestros familiares. Los últimos años de mi vida los pasé con la mirada perdida en un lugar que yo sabía que no era nuestra casa. Me olvidé de todo menos de ti. La muerte vino después y puso de nuevo luz a mis recuerdos. Ahora  lloro al verte pasear de la mano de otro hombre. ¡Cómo me gustaría que  supieras que nunca me olvidé de tí!

Juan J. Ginés

8 comentarios:

  1. Hay personas que permanecen por encima de las cosas, de los detalles, se tatúan en nuestra memoria porque son sencillamente importantes.

    Me encanta JJ, mucho, mucho.

    Beso.

    Ps. me recordó esa preciosa peli: "El hijo de la novia"

    ResponderEliminar
  2. Hay personas que no se olvidan: unas se van, despidiéndose, y otras sencillamente, desaparecen, sin dejar rastro. Lo peor de no poder olvidarse de alguien es precisamente cuando ese alguien desaparece completamente, así, sin dejar rastro, sin responder a ninguna llamada, sin atender ninguna carta, sin dar ninguna explicación, así, porque sí. Y nos quedamos con la cara pasmada y sin poder "empaquetar" el dolor, ni ponerle nombre ni tan siquiera enterrarlo.

    ResponderEliminar
  3. Precioso, es un micro absolutamente entrañable y conmovedor. Aunque desgraciadamente hay enfermedades que se llevan todos los recuerdos.

    Bueno aunque me repita ya sabes que este micro también me encantó, en realidad tienes poco escrito que no me guste, aunque reconozco que algo hay.

    Un besito

    Anuski

    ResponderEliminar
  4. Juan J. con este relato creo que has alcanzado la meta definitiva que te mereces como escritor. Es tierno, amoroso, entrañable, sublime.
    Un abrazo enorme y gracias por calidad.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Gracias Paloma. No hay enfermedad mas atroz que la que nos roba nuestros recuerdos. Es atroz porque nos roba nuestra vida y nos deja sin nada.

    Un beso

    JJ

    ResponderEliminar
  6. Gracias Azul por tus palabras y por tu dedicacion

    JJ

    ResponderEliminar
  7. Gracias Anuski, este ya le habias leido pero he cambiado algo. Ya sabes que en cuanto releo un poema o un microrrelato no puedo evitar la tentacion de ser infiel a mis palabras y retocarlo... dicen que un cuadro o un poema o un relato nunca se termina.... simplemente se abandona...

    Un beso buerte

    Juanjo

    ResponderEliminar
  8. Luis, maestro, gracias. Suena bien eso que me llamas... "escritor" aunque creo que suena mejor lo que si soy en realidad: "Lector"

    Un saludo y un abrazo

    JJ

    ResponderEliminar