jueves, 25 de marzo de 2010

La estación

         
      Hace muchos años que la estación de trenes de mi pueblo está en ruinas. Tiene un andén en curva y allí se amontona desde siempre el amor perdido de tantas y tantas parejas que se despidieron y no volvieron a verse jamás. Con el tiempo se ha formado una amalgama de besos, te quieros, suspiros, lágrimas y adioses como hojas caídas durante un Otoño que parece no terminar nunca. Ahora dicen que el alcalde por fín, ha decidido demoler la estación y construir una nueva, más moderna y con el andén recto. Dicen también que va a reciclar todo ese amor perdido a lo largo de los años y que va a construir con él una estatua que colocará en el centro de la plaza del pueblo. Yo preferiría una fuente.

Juan J. Ginés

 

3 comentarios:

  1. Me encanta este micro, creo que cuando lo lei la primera vez te dije que me había recordado a una escena de una pelicula que me ha marcado en los ultimos tiempos "El secreto de sus ojos" , , cuantas historias albergan las estaciones, cuanta vida....... yo tambien prefiero una fuente.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Me hiciste acordar al documental de Pino Solanas sobre los trenes.

    De una, una fuente, donde corra el agua, que todo lo lava...

    ResponderEliminar
  3. Una fuente representa mejor el amor acumulado, me gustó la idea de reciclar amor.

    Un beso.

    ResponderEliminar