domingo, 28 de febrero de 2010

Confidencia


Soy una voz y una mirada
Marina Tsvietaieva

Soy el impulso que me mueve.
Un corazón que late descuidado, incrédulo.
El camino que me queda
y el que ya he recorrido.

Yo soy el que soy,
sin poder remediarme,
el que se queda escondido en un poema
hasta altas horas de una noche ambigua y misteriosa,
el que se arropa con las palabras propias
y también con las impropias,
el que se alimenta de los instantes perdidos,
el que juega con el azar de las distancias
y sueña con la quimera de hacerlas suyas.

Yo soy el tiempo que se escapó
mientras tú estabas dormida.

Soy una voz y una mirada,
y también un incómodo silencio
esparcido y derrochado sobre tu almohada.

La boca no sirve sólo para besar,
también sirve para decir que te beso.
Por eso no basta con saber quien soy,
también quién debería haber sido.


Juan J. Ginés

6 comentarios:

  1. Es precioso este poema, al releerlo en esta tarde de domingo aún me gusta más.

    ResponderEliminar
  2. Realmente estas en racha de aciertos amigo. Una declaración de quién está ahí detrás de cada letra. Una incitación a la reflexión sobre cada uno de nosotros. Magnifico.

    ResponderEliminar
  3. Oh la la,
    la que se arropa
    con esta poesía
    soy yo, esta noche.
    Bravo.

    ResponderEliminar
  4. Tu "confidencia" habla de ti y de tu manera... precioso.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias Anuska por tu comentario a este poema y por todos los comentarios a todos mis poemas. Un abrazo muy fuerte en esta Blog.

    JuanJo

    ResponderEliminar
  6. Luis, es para mi un enorme orgullo saberte lector de mis textos. Te admiro como escritor desde hace ya tiempo.

    Un saludo J.J

    Lua: Gracias por tu comentario.

    Paloma: Gracias, las confidencias siempre hablan de las personas.

    Un saludo

    J.J

    ResponderEliminar